miércoles, 1 de octubre de 2014

II Desfile Canino Mundo Verde

El próximo domingo 12 de Octubre a partir de las 11:30 y hasta las 13:30 celebraremos nuestro II Desfile Canino.

Puedes participar sea cual sea la raza de tu perro, no importa ni su edad, ni su tamaño, tampoco su pedigree ni si es mestizo, ya que premiaremos al más bonito, al más simpático y al mejor educado.

Puedes inscribirte hasta el viernes 11 de Octubre en el mostrador de mascotas.

Anímate y participa!!!!


martes, 30 de septiembre de 2014

El Bichón Maltés,


Raza muy antigua de origen muy controvertido. Los ancestros de este pequeño perro vivían en los puertos y pueblos marítimos del Mediterráneo central, donde cazaban los animales dañinos. Se ha comprobado la presencia de este perro o de perros similares en Egipto y en Grecia antes de nuestra era y luego en la antigua Roma. El geógrafo griego Estrabón contaba que existía en Sicilia una ciudad llamada Melita, de donde provenían estos perros llamados "Canis Meliteri". A pesar de que su nombre debe provenir de la Isla de Malta, nada prueba que sea originario de allí. Fue muy apreciado por los grandes del mundo de la época y uno de los favoritos de la corte real de Inglaterra durante el reinado de Isabel I. Se trata de una raza poco difundida. Muy elegante. Porte de cabeza orgulloso y distinguido. Piel pigmentada con manchas oscuras y de color rojo vino. Andar rasante, desenvuelto. Trote particular como si rodara.
Robusto, infatigable y de temperamento vivaz, como debe ser un ratonero de reputación, este perro es efusivo, juguetón y provocador. Tierno, muy tranquilo y poco ladrador, es un adorable compañero. Su educación debe ser rigurosa.
Perro de apartamento, necesita una limitada actividad física. No soporta bien la soledad. Hay que desenredarlo y cepillarlo a diario así como bañarlo con regularidad. Llevarlo a la peluquería dos veces por año. Controlarle el estado de las orejas y los ojos.

Fuente: Royal Canin

domingo, 28 de septiembre de 2014

Planta de la semana: el Arce



Verdaderos tesoros, los arces autóctonos de la Península son magníficos árboles para el jardín. Son tan elegantes y bellos como la mayoría de los Acer, pero adaptados al clima español. La ventaja: su follaje no sufre tanto con la sequedad ambiental.
Los arces japoneses enamoran con su estampa zen y sus bellas hojas palmeadas o recortadas en filigranas, pero el calor y la sequedad ambiental típicos del verano español acaban resecando su follaje. Ese efecto lo sufren también muchas otras especies de arces oriundos de regiones climáticas más húmedas y menos calurosas.

Estos arces autóctonos son ideales en solitario o alineaciones por su silueta elegante y armónica, sus bien formadas ramas y su generosa sombra en verano. Algunos pueden servir incluso para formar setos.
Sin embargo, dentro del género Acerhay unas cuantas especies autóctonas de la península Ibérica y el Mediterráneo. Por ejemplo, el arce de Montpellier (Acer monspessulanum),un árbol pequeño que incluso disfruta de la sequedad y el calor. O auténticos tesoros que crecen de forma natural en la mitad norte de España como elAcer campestre o arce común; los espectaculares Acer pseudoplatanus yAcer platanoides, origen de numerosos cultivares, y el pequeñoAcer opalus, con una subespeciegranatense endémica del Norte de África, Mallorca y la mitad sur de la Península. Del sudoeste europeo, el sur de Grecia y el sur de Turquía proviene uno de los pocos arces de hoja perenne: el pequeño Acer sempervirens o Acer creticum.

Todos estos arces autóctonos son ideales como ejemplares solitarios en el jardín o alineados en un paseo por su silueta elegante y armónica, sus bien formadas ramas y su generosa sombra en verano. Algunos pueden servir incluso para formar setos. Sus decorativas hojas palmeadas o lobuladas, de largos pecíolos, lucen tonalidades que varían desde que surgen en primavera hasta que se vuelven doradas o rojas en octubre-noviembre, en una espectacular otoñada que acaba al pie formando una alfombra.

CINCO TESOROS NATIVOS
 Acer monspessulanum (arce de Montpellier)
De origen mediterráneo, este arce alcanza unos ocho metros de alto por ocho de diámetro. La copa es redondeada y de abundante follaje. Sus hojas son pequeñas, palmeadas con tres lóbulos ovados, coriáceas y brillantes; su color verde oscuro pasa al rojo en otoño. Las alas de sus sámaras son casi paralelas. Es uno de los arces más tolerantes con el calor y la sequía. Adora los terrenos calizos, pero también vive bien en los suelos silíceos y pedregosos.

• Acer campestre (arce común o arce menor)
Este arce bautizado campestre por Linneo adquiere en otoño su máxima expresión ornamental con los intensos tonos dorados de su follaje. Es también un elegante árbol de tamaño medio: suele desarrollarse unos seis por tres a cinco metros. La copa es esférica y arroja una densa sombra. Soporta los climas duros y tiene mínimas exigencias de cultivo. Vive bien en el interior de la Península y zonas del prelitoral. Se puede podar o recortar para formar setos, ya que aguanta bien el recorte. Las hojas tienen entre cuatro y siete centímetros; son algo coriáceas y palmeadas con lóbulos profundos más o menos redondeados. Los brotes lucen tonalidades ambarinas que viran a un verde claro cuando maduran. Las sámaras son entre rojizas y amarronadas, y las alas forman un ángulo de 180 grados.

• Acer pseudoplatanus (arce blanco, falso plátano)
Las grandes hojas (10-15 centímetros) de este bello arce tienen cinco lóbulos agudos recortados en grandes dientes desiguales. Surgen en primavera junto con las inflorescencias, grandes tirsos (racimos de cimas) colgantes de color amarillo verdoso, que en verano dan paso a decorativos manojos de sámaras. Las hojas lucen tonos amarillos al nacer y también antes de caer en otoño. Despliega una amplia copa y puede crecer hasta los 30 metros de altura. Se utiliza mucho como árbol de sombra en parques y avenidas. Su nombre alude a su parecido al plátano de paseo. Vive a gusto en el tercio norte de la Península, desde los Pirineos al norte de Portugal. Es muy rústico: puede soportar -28º (zona 5), pero también el calor del verano siempre que disponga de agua. Necesita pleno sol o sombra parcial y es indiferente al tipo de suelo, incluso si es calizo, siempre que drene bien.
Hay variedades de Acer pseudoplatanus de un atractivo follaje rojizo, como la ‘Atropurpureum’ y la ‘Rubrum’. Y también numerosos cultivares de hojas variegadas, que viven mejor en zonas de veranos frescos y en una posición a salvo del sol más intenso. En el ‘Brilliantissimum’, las hojas son de color salmón cuando surgen, luego amarillas, verde claro, y rojas al caer; alcanza entre cuatro y ocho metros de altura y diámetro de la copa; es de lento crecimiento y resulta ideal para pequeños jardines. El ‘Eskimo Sunset’ luce hojas manchadas con motas rosadas sobre verde, y el ‘Simon-Louis Frères’, variegadas de un bello rosado vivo al nacer, verdes al madurar y broncíneas al caer; tolera cierto grado de sequía e incluso la sal y la contaminación ambiental.

• Acer platanoides (arce real, arce de Noruega)
Sus bellas hojas palmeadas miden 10-15 centímetros y presentan lóbulos muy recortados y puntiagudos. Su zona de origen son los Pirineos y sus montañas próximas de Cataluña, y la Cornisa Cantábrica, excepto Galicia. Suele crecer 10-15 metros y lucir una silueta redondeada. También puede utilizarse en setos. Entre sus numerosas variedades destaca la ‘Crimson King’, de hojas burdeos en verano. Puede vivir en cualquier punto de España siempre que sus raíces dispongan de un mínimo de humedad y amplio espacio para crecer; tolera el frío (-17º, zona 7), cierto grado de sequía y la contaminación ambiental. Las variedades ‘Crimson Sentry’ y ‘Royal Red’ también son de follaje rojo oscuro. La ‘Globosum’, ideal para jardines pequeños e incluso tiestos, se caracteriza por su copa redondeada o en forma de sombrilla.

• Acer opalus (acirón, asar, arce italiano)
Este arce no supera los siete metros de altura y sus hojas coriáceas, palmeadas con lóbulos no demasiado profundos, adquieren en otoño un vibrante tono anaranjado. Prefiere los suelos calizos y necesita un mínimo de humedad en verano.

sábado, 27 de septiembre de 2014

Arboles, arbustos y trepadoras


Muchos rosales nos brindan una segunda floración desde Septiembre hasta finales del otoño. Riégalos de forma regular sino llueve y dales estiércol descompuesto, su abono orgánico favorito. No te descuides con el oidio, la roya y los pulgones y elimina las flores marchitas y los chupones.

Los setos de coníferas y otros de hoja perenne, euonimus y laurel, necesitan un recorte ahora, antes de que las temperaturas se vuelvan más frías. Los mismo para los arbustos topiarios, si se trata de especies que tienen bayas, respétalas al máximo. Aprovecha para eliminar las ramas más viejas y dañadas, apórtales abono orgánico, mantillo, humus y dales un buen riego.

Si lo que quieres es plantar un seto, esta segunda quincena de Septiembre es un buen momento, abre los hoyos ahora y planta los setos en dos semanas.

Septiembre es también un mes muy adecuado para multiplicar las plantas por división de matas, por ejemplo agapanto y áster, o por esquejes, lavanda, tallos jóvenes de abelia, laurel, , con la ventaja de que serán idénticas a las que tienes.

viernes, 26 de septiembre de 2014

Curso de Adiestramiento Canino

Te presentamos nuestro primer curso de esta temporada:

ADIESTRAMIENTO CANINO

Tienes toda la información aquí, pero si necesitas más escríbenos a cursos@mvgarden.com.


jueves, 25 de septiembre de 2014

Recuperar el césped agostado





Si tu pradera ha sufrido con el calor del verano y la falta de agua puedes intentar recuperarla segándola con el corte bajo para que el sol de Septiembre llegue hasta las raíces.

Dale abono con potasio tanto este mes como en Octubre para prepararlo para afrontar el estrés del frío.

Seguramente aparecerán calvas, ya que no todas las gramíneas que forman el césped brotan por igual, la resiembra es la solución para repararlas. Utiliza semillas de la misma especie.

A partir de este mes deberás espaciar la siega dos o tres veces al mes.

También deberás regar menos, entre una y dos veces por semana.

Aplica de forma preventiva, un tratamiento antimusgo.

Y siempre, consulta a los expertos de tu centro de jardinería.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

El huerto de Septiembre



Tiempo de frutos maduros:

En Septiembre se cosechan uvas, higos, nueces y frutos del bosque.

También podrás recolectar las últimas peras y manzanas, con la ayuda de una tijera de podar cógelas del árbol unos 10 días antes de que maduren del todo, Escoge sólo la fruta sana y colócala en cajones de madera que dejarás en un lugar oscuro y fresco.

En los bancales esperan a ser cosechados puerros, apios, pimientos y los últimos pepinos, tomates y calabacines. Recógelos en días soleados, se conservarán mejor.

Un nuevo ciclo de cultivos:

Los cultivos de verano dejarán sitio en los bancales a nuevas plantaciones. Puedes seguir sembrando escarola, puerro, rúcula, nabo, zanahoria, acelga, lechuga de invierno o transplantar planteles de col, lombarda y demás hortalizas de invierno.

Ten cuidado con el exceso de humedad que causan las lluvias de otoño y actúa de manera preventiva contra los hongos.

Blanquea escarolas, apios, cardos y endivias:

Para que estas verduras resulten menos amargas no dejes que se pongan verdes. Unos cinco a siete días antes de recogerlas apórcalas, es decir, amontona tierra alrededor de las pencas y cogollos y no les llegue la luz del sol. Otra forma de blanquearlas es taparlas con paja o con un tiesto invertido.