domingo, 30 de noviembre de 2014

Planta de la semana: la Poinsettia o Flor de Pascua




¿Es posible imaginar una Navidad sin flores de Pascua? Los obtentores reinventan los colores de la poinsettia para que siga siendo la reina de las Fiestas: amarillo limón, blanco crema, rosa chicle, magenta, salmón... Los arreglos hacen el resto.
Las aterciopeladas brácteas de la flor de Pascua (Euphorbia pulcherrima) son hoy rojas, rosadas, incluso blancas, amarillas y variegadas gracias a la incansable labor de los obtentores. Así pues, sus posibilidades decorativas, lejos de agotarse, se renuevan año a año.

Si quieres que la flor de Pascua se conserve mucho tiempo aléjala de los lugares muy caldeados por la calefacción y riégala por inmersión dos veces por semana.
Unas poinsettias amarillas combinadas con manojos de palos de canela y ramitas de pino dentro de un tiesto de acabado rústico puede convertirse en un centro de ideal para decorar la mesa de casa o el mostrador de un restaurante. Una flor de Navidad de color magenta dentro de un jarrón o un bol de acero inoxidable, o una poinsettia roja dentro de un recipiente blanco componen un detalle navideño que no necesita mucho más para resultar sumamente atractivo. 

Quien no quiera renunciar a los globos típicos o al espumillón puede llenar con ellos un jarrón de cristal del que asome una poinsettia blanca. O conjugar el dorado de las Fiestas con el verde de las hojas y los tonos asalmonados de las nuevas variedades.

A falta de espumillón, algo mucho más natural y a la última: ramitas gris plata de Calocephalus, ideales para realzar unas flores de Pascua amarillas dentro de un cubo oscuro que ofrezca contraste. Y puestos a realzar, ¿por qué no colocarlas rodeadas de piñas de coníferas y nueces? En fin, los adornos con poisettias pueden jugar con el cristal, el metal, los detalles de paños de colores, lanas y telas, las luces y guirnaldas... la imaginación es libre. Ahora bien, ¿cómo lograr que dure todas las Fiestas y sobreviva hasta el año próximo? Conocer su origen ayudará a saber cómo cuidarla. 


EL ORIGEN DE LA FLOR DE PASCUA
Esta atractiva planta tropical es en origen un arbusto de la familia de las euforbiáceas, es decir, pariente del ricino y el árbol del caucho. Sus grandes brácteas de colores son en realidad hojas modificadas que rodean a las verdaderas flores, muy diminutas. Las hojas, siempre de un intenso verde, suelen tener pecíolos rojizos. Cuidado con el látex que liberan al quebrarse: irrita la piel.

Cómo cuidarla 
En el Hemisferio Norte, habitualmente se utiliza la poinsettia como planta de interior; pertenece a la lista de especies capaces de limpiar el aire de impurezas y gases tóxicos (ver en la web). En las zonas cálidas de España también se puede plantar en exteriores.
• Sustrato: Necesita un suelo fértil, suelto y poroso; precisa humedad constante, pero no soporta el encharcamiento.
• Luz: La luz natural le es imprescindible para mantener el color, pero el sol directo podría quemarla. Es importante que no reciba luz por la noche, ya que las brácteas de las flores nuevas no se colorearán. 
• Humedad y riego: La humedad y el riego son los aspectos más críticos del cuidado de esta planta. Conviene regarla dos veces por semana, sumergiendo la maceta de 10 a 15 minutos en un recipiente con agua. Como buena planta tropical, el exceso de sequedad ambiental la perjudica hasta provocar la caída de las hojas. Se debe colocar en un lugar alejado de los radiadores y chimeneas.
• Temperatura: La temperatura no debe exceder los 23 grados durante el día ni bajar de 16 grados por la noche.

Para que vuelva a colorear sus brácteas el año próximo se debe mantener en total oscuridad de septiembre a noviembre, es decir, los tres meses previos a la floración, pero no es fácil tener éxito.

domingo, 23 de noviembre de 2014

Planta de la semana: el Viburnum



Descripción
El género Viburnum engloba unos 150 árboles y arbustos caducifolios o perennes, de bellas flores y bayas otoñales, normalmente muy resistentes y adaptables. Pariente del durillo(Viburnum tinus), el sauquillo o bola de nieve es un arbusto de hoja caduca que puede alcanzar los cuatro metros de altura. Habita en gran parte de Europa y en el oeste y norte de Asia; en Andalucía está protegido por ser una especie en extinción.

Hojas
Su frondoso follaje está formado por hojas palmeadas de color verde brillante y finamente vellosas por el envés. En otoño, antes de caer, adquieren un tinte rojizo claro, luego purpúreo y al final amarronado.

Flores y bayas
Florece espectacularmente en primavera en forma de grandes racimos esféricos o planos de flores blancas perfumadas, de ahí el nombre bola de nieve. Dan paso a bayas de unos 8 milímetros de diámetro, de un color rojo brillante, en otoño o invierno.

Cultivo
Es una especie bastante rústica y poco exigente. Aunque le gusta el sol, el de mediodía puede causarle daño, así que lo mejor es un sitio en semisombra y a reparo del viento. Se adapta bien a cualquier tipo de suelo, pero mejor si es profundo, fértil y no demasiado seco, aunque bien drenado para evitar encharcamientos. Debe plantarse o trasplantarse en otoño, cuando está en periodo de reposo.

Cuidados
En verano, especialmente en las zonas secas, debe regarse a menudo para evitar que sus raíces se sequen del todo. Un acolchado con cortezas le ayudará a mantener la humedad. Conviene aplicar abono orgánico en su base en primavera y otoño.

De interés
Se cultiva como ejemplar aislado en el jardín o un tiesto, y en grupo, en decorativos setos.

SE APROVECHA HASTA LA CORTEZA
Este arbusto es también muy apreciado fuera de la jardinería, ya que atesora muchas propiedades medicinales. Su corteza contiene sustancias antiespasmódicas y diuréticas y para la relajación muscular. Sus raíces se utilizan como sedante. Y el agua destilada de sus flores también se ha usado como diurético. 
Sin embargo, hay que tener mucho cuidado con él, ya que sus frutos son altamente tóxicos, incluso para los pájaros. Aun así, las bayas se emplean en el norte de Europa para preparar salsas o bebidas por destilación.

sábado, 22 de noviembre de 2014

Cata de Vinos en Mundo Verde

El próximo sábado 29 de Noviembre a las 12:00 celebraremos una cata de vinos para todos nuestros clientes, permanece atento a nuestras publicaciones para saber más!!





viernes, 21 de noviembre de 2014

Decoración de eventos Mundo Verde

Todo lo que se te ocurra para celebrar tus ocasiones especiales, cenas y comidas de empresa o familiares, aniversarios y cumpleaños... todo podemos hacerlo realidad, llevamos más de 30 años trabajando en decoración de eventos, consúltanos sin compromiso, te sorprenderán nuestras ideas y nuestros precios.

Además, te ofrecemos nuestro servicio de alquiler de atrezzo.






jueves, 20 de noviembre de 2014

Tarjeta regalo Mundo Verde, regala Naturaleza

Si ya estás empezando a pensar en los regalos de Navidad, recuerda que nuestra tarjeta regalo es perfecta para los amantes de las plantas y las mascotas.

Con ella acertarás seguro!!!




miércoles, 19 de noviembre de 2014

Elimina las plagas mientras hibernan



La aplicación de aceite mineral sobre los troncos y ramas de árboles y arbustos en otoño e invierno te permitirá prevenir los ataques de las plagas en primavera. Estas sustancias actúan contra huevos, larvas e insectos en hibernación. Te contamos cómo y cuándo usarlos.
Los aceites minerales matan por asfixia a cochinillas, pulgones, escarabajos, mosca blanca y ácaros, ya que obstruyen los espiráculos, pequeños orificios del abdomen por donde estos animales respiran.

Estos aceites son activos contra huevos, larvas y demás formas en latencia, lo cual permite usarlos como tratamiento preventivo para evitar los ataques de las plagas del inicio de la primavera.
A diferencia de la mayoría de los insecticidas químicos habituales, estos aceites son activos contra huevos, larvas y demás formas en latencia, lo cual permite usarlos como tratamiento preventivo antes de la brotación para evitar los ataques de las plagas del inicio de la primavera. Están indicados en frutales de pepita y hueso, cítricos, olivos y arbustos ornamentales, especialmente.

Cómo se aplican...
Los aceites minerales se disuelven en agua según la dosis indicada por el fabricante, y se aplican sobre la planta pulverizándolo finamente con la ayuda de un pulverizador o una mochila que garantice el cubrimiento del máximo de superficie de tronco y ramas. Si puedes cepillar el tronco y las ramas antes de aplicarlo, mucho mejor.

... y cuándo
El tratamiento preventivo se lleva a cabo, en general, con el llamado aceite de verano al 85% de concentración (te lo explicamos más abajo).
• El primer tratamiento debe realizarse en octubre-noviembre. En las caducifolias espera que hayan perdido las hojas.
• Para que el tratamiento sea eficaz debe repetirse en enero. Si el ejemplar ha sufrido también problemas de hongos en primavera se puede mezclar con el aceite un fungicida a base de oxicloruro de cobre para prevenir su ataque. En tu centro de jardinería encontrarás preparados que contienen insecticida y fungicida.
• Antes de la brotación, entre febrero y marzo, conviene una última aplicación.
• Si las plagas vuelven a aparecer, el tratamiento debe repetirse en verano con el mismo producto

Consulta en tu centro de jardinería Mundo Verde

martes, 18 de noviembre de 2014

Protege tus plantas del frío



Muchas plantas del jardín, en especial las más delicadas, las más jóvenes y las recién plantadas, son incapaces de soportar el frío y las heladas sin sufrir daños, muchas veces irreparables. Para protegerlas existen desde fundas, velos y mantos de hibernación a invernaderos de quita y pon.
Ya durante el mes de octubre, o cuando las temperaturas comienzan a bajar de los 6 grados, muchas plantas deben ser puestas a cubierto, en especial las menos rústicas, las que acaban de ser plantadas o trasplantadas, los árboles jóvenes y algunas palmeras. En estos casos no basta el mulching que sirve para acolchar las raíces, también es necesario cubrir la parte aérea. En tu centro de jardinería encontrarás distintos productos para este propósito.

Para proteger las plantas del frío y el viento cuentas hoy con fundas de distintos tamaños y mantos de hibernación de materiales naturales o biodegradables.
Mantos y fundas de hibernación
A la paja, arpilleras y plástico de burbujas de toda la vida se suman ahora una serie de fundas de distintos tamaños y mantos de hibernación de materiales naturales o biodegradables, muy cómodos y fáciles de usar. Sus tejidos ligeros y permeables al agua y al aire evitan el efecto del frío —al dejar pasar la luz provocan un efecto invernadero que procura calor a las plantas—, pero también la deshidratación.

Entre los productos más novedosos de Nortene, por ejemplo, hay dos totalmente ecológicos. Uno de ellos es un manto de hibernación compostable no tejido, un material muy ligero que permite que la temperatura se mantenga a un nivel óptimo en el tronco, hojas y raíces de plantas en macetas. Mantiene la humedad, evita la sequedad del invierno y deja respirar a la planta.

El segundo es una funda de hibernación de tela de yute, producto 100 por ciento natural, para proteger plantas en maceta o en tierra. “Se debe colocar la funda antes de que hiele, cuando la temperatura baje de 4 grados”, explican en Nortene; “y en caducifolias justo cuando acaben de perder las hojas”. El yute deja pasar algo de luz, “la necesaria para invierno, ya que las plantas no necesitan mucha durante su periodo de parada vegetativa”, señalan. La humedad que le hace falta está garantizada por la funda, que absorbe la del ambiente y la libera poco a poco. Su textura y color son un plus y se puede dejar puesta todo el invierno.

Para árboles pequeños (hasta 2,5 metros) también se usan mallas de protección contra el frío y el viento, más rígidas.

Mini invernaderos desmontables
Sin embargo, hay plantas para las que un manto o funda de hibernación no es suficiente y deben ser puestas a resguardo: las herbáceas muy delicadas o muy jóvenes, los semilleros y plantones, algunos cítricos… Una opción es colocarlas en zonas más protegidas, como un porche. Pero lo ideal es un invernadero.

Hoy existe una amplia gama de mini invernaderos, incluso para colocar en un balcón o una terraza, que se desmontan y guardan cuando el riesgo de heladas ha pasado. Suelen tener una estructura de acero o hierro, varios estantes para colocar los tiestos y cubierta transparente habitualmente con dos cremalleras para facilitar el acceso. Uno de los más novedosos cuenta con una funda de film transparente para primavera y otra traslúcida de hibernación para los meses más fríos.

También hay invernaderos para determinadas hortalizas, como tomates, que se plantan sobre mismo el terreno protegiéndolas, e incluso para todo el espacio del huerto, en forma de grandes túneles con estructura reforzada y un film que asegura a los cultivos una alta densidad luminosa.