lunes, 15 de septiembre de 2014

Vótanos como el mejor Garden Center de España!!





La revista Garden Magazine organiza un concurso para elegir el mejor Garden Center de España, todos nuestros clientes, fans y amigos podéis votarnos en el siguiente link;

http://premiosgardenmagazine.com/casa-reina


Muchas gracias por participar!!!!!!

La dieta del gato


La alimentación felina evoluciona hacia la especialización. Desde hace unos años es posible adaptar la dieta de los gatos a unos hábitos u objetivos concretos: conseguir un pelo más brillante, mayor agilidad, mantener su peso a raya, cuidar su dentadura o su sensibilidad digestiva, controlar la formación de bolas de pelo...
En la actualidad existen alimentos para gatos que, junto a las carnes de aves y pescado, fundamentales en su dieta carnívora, incluyen activos de plantas que actúan sobre distintos aspectos de su bienestar. Si el objetivo es acentuar la belleza del animal se brinda una alta concentración de ácidos grasos omega 6 de aceite de borraja, responsables de la flexibilidad de la piel y el brillo del pelaje; ácidos grasos omega 3 de semillas de lino, y polifenoles de semillas de uva, que actúan como potentes antioxidantes.

Hay alimentos específicos que contribuyen a que el gato sea más esbelto, más bello o más vital. Y otros formulados según sus hábitos más o menos sedentarios y su tendencia a engordar...
Si la meta es un gato más esbelto, existe un producto rico en fibras y pobre en grasas, con salvado de trigo, con gran cantidad de fibras insolubles que regulan el tránsito intestinal; pectinas de manzana, que menguan el apetito, y semillas y cáscara dePsyllium, que mejoran el tránsito y sacian el hambre.

Si lo que se busca es vitalidad, el pienso incluye pescado, fuente de proteína de alta calidad y antioxidantes, y los activos de los licopenos del tomate, que funcionan como antioxidantes contra el envejecimiento celular; raíz de ginseng, de efecto antioxidante y tonificante, y té verde, rico en polifenoles.

Ofrecerle mayor bienestar es posible gracias a las proteínas de pavo y su bajo índice de grasas, y a los nutrientes de plantas como la raíz de malvavisco, de efecto calmante sobre la mucosa intestinal; quillay, que reduce la fermentación bacteriana, y rosa de la India, que contiene luteína, un antioxidante natural.

Según el modo de vida del gato
Las firmas de alimentación para mascotas más avanzadas también diseñan alimentos según los hábitos de vida del animal: indoor, outdoor y ambos. Por ejemplo, para gatos que se pasan la mayor parte del tiempo en el interior del hogar existe un pienso bajo en calorías que ayudará al animal a mantener el peso óptimo, en tanto la fibra de avena le ayuda a controlar la formación de bolas de pelo.

Para los gatos con sobrepeso o con tendencia a la obesidad existen productos light, que gracias a la L-carnitina transforman la grasa en energía. Además, son bajos en calorías y con un alto grado de fibra y proteínas.

Para los gatos de pelo largo el producto específico presenta un alto contenido en biotina y zinc, que favorecen una piel sana y un pelo brillante y lustroso. La fibra de avena evita que se formen bolas de pelo en el estómago.


domingo, 14 de septiembre de 2014

Planta de la semana: Lagerstroemia Indica o árbol de Júpiter


Descripción
En pleno verano, el árbol de Júpiter produce una impactante floración en forma de erguidas panículas que reúnen multitud de pequeñas flores de pétalos encrespados de colores que van del blanco al carmesí, los rosas intensos, el púrpura e incluso el lila. Su follaje caucifolio es lustroso, de color verde oscuro, y se tiñe de tonos anaranajdos y rojizos en otoño. Los cultivares que encontrarás en los centros de jardinería viven bien en gran parte de España, incluso en las áreas más frías (-12º, zonas 8-9). Suele alcanzar entre dos y ocho metros de altura; crece rápidamente y tolera la contaminación.

Copa, tronco y hojas
Este pequeño árbol luce una copa redondeada con una estructura de ramas abierta, sostenida por uno o varios troncos. Cuando está desnudo en pleno invierno resulta especialmente atractivo por su corteza clara y tersa con suaves manchas que recuerdan las telas de camuflaje. Las hojas son ovales, acabadas en punta y brillantes; en algunos cultivares son purpúreas.

Flores y frutos
Las panículas están formadas por florecillas de seis pétalos encrespados con un delgado pedicelo, lo que les da ese aspecto espumoso de papel crepé que justifica su otro nombre común: crespón. Exhiben estambres amarillos muy visibles. Las flores surgen de julio a septiembre en las ramas del año. Dan paso a pequeñas cápsulas globosas que persisten todo el invierno.

Cultivo y cuidados
Prefiere el pleno sol y el calor, que incentivan una abundante floración. Necesita un sustrato moderadamente rico, levemente ácido o neutro, profundo, fresco y bien drenado. Precisa riego regular los dos primeros años; una vez establecido tolera medianamente la sequía, pero agradece los riegos frecuentes durante los meses más cálidos; en invierno deben reducirse. Es especialmente sensible al hongo oídio. Conviene podar las flores viejas al final del invierno. Cuando la planta es joven, la poda resulta clave para configurarla como un arbusto de aspecto redondeado o como un esbelto arbolito.

Usos
Resulta espectacular en el jardín, ya sea en solitario o en grupos o alineaciones (incluso en la calle). Hay variedades compactas para los tiestos de la terraza o el patio.

jueves, 11 de septiembre de 2014

La humedad ambiental en los terrarios


Los reptiles tropicales en particular necesitan una elevada humedad ambiental.

En algunos animales, un aire demasiado seco puede puede causar enfermedades graves de las vías respiratorias o problemas en la muda.

Rociando el terrario regularmente con un pulverizador y disponiendo de zonas de agua grandes se puede aumentar la humedad ambiental.

Para controlarla utilizamos los higrómetros.

Para prevenir la formación de moho los terrarios deben estar siempre bien ventilados, pero sin exponer a los animales a corrientes de aire directas.

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Arándanos: delicias de color azul


Aunque aquí todavía no gozan del enorme éxito que cosechan en otras latitudes, los saludables y deliciosos arándanos comienzan a entrar con paso firme en nuestro recetario. Directamente de la planta al paladar, o en mermeladas, tartas y helados, salsas para carnes y hasta como aderezo en ensaladas... las maneras de disfrutar de estas pequeñas bayas azules se multiplican.
Además de producir dulces frutos, el arándano azul —el blueberryde las mermeladas inglesas— es además un arbusto muy decorativo: ofrece una delicada floración, unas ramas invernales llenas de color y, entre medias, las bayas y un atractivo follaje otoñal que despliega en el jardín pinceladas de diferentes tonos rojizos. ‘Goldtraube’, ‘Sunshine Blue’, ‘Bluecrop’ y ‘Northland’ destacan entre las variedades de mayor atractivo ornamental.

Lo ideal es plantar los arándanos en otoño. Es clave preparar el terreno donde van a desarrollarse las plantas: asegúrate de que el sustrato sea ligero, ácido y rico en materia orgánica.
El cultivo del arándano no es difícil siempre y cuando se le aseguren las condiciones que exige dado su origen en zonas boscosas de climas templados y fríos, y su naturaleza acidófila. Es sustrato es fundamental: debe tener un pH 4,5-5,5 y ser rico; si el suelo es alcalino habrá que cambiarlo por completo. Es muy resistente al frío, pero no a los calores fuertes: a más de 30º, los frutos y hojas pueden sufrir quemaduras.

Horas de frío para la floración
Para una correcta floración, los arándanos azules necesitan acumular una serie de horas de frío, que van desde las 100 a las 1.200 horas anuales por debajo de 7º. Si tu zona es cálida busca variedades que necesiten menos horas de frío, como las deVaccinium ashei (ver columna de la derecha) o las Vaccinium corymbosum llamadas ‘del Sur’.

Lo ideal es plantar los arándanos en otoño, aunque puede hacerse en cualquier época del año, ya que se presentan con cepellón. Es especialmente importante preparar el terreno donde van a desarrollarse las plantas. Asegúrate de que el sustrato sea ligero, ácido y rico en materia orgánica. Puedes adaptar el suelo de tu jardín utilizando turba rubia, arena silícea para mejorar la estructura, o sulfatos de hierro. Si no dispones de jardín, o el suelo de tu zona no es ácido, siempre podrás recurrir al cultivo en contenedor. El arándano ‘Sunshine Blue’ es quizá el más apropiado por su tamaño para el huerto urbano, aunque cualquier variedad puede servir, ya que no tienen un sistema radicular muy desarrollado.

Sitúa las plantas a pleno sol, pero si vives en una región de clima cálido es mejor que les asegures algo de sombra. Tras la plantación cubre el área en torno a tus arándanos con un abundante acolchado vegetal (corteza de pino, por ejemplo): además de resultar estético, contribuirá a mantener la humedad del suelo y a contener el crecimiento de malas hierbas. Ya que sus fibrosas raíces se distribuyen superficialmente, los arándanos azules requieren riegos frecuentes que conserven el sustrato húmedo, aunque evitando el encharcamiento.

Los arándanos se cosechan, según la especie y la variedad, desde junio a septiembre, o incluso más tarde.

La poda del arándano azul
La poda es necesaria para conseguir una planta siempre joven y productiva. Al final del invierno, cuando está desnuda de hojas y empiezan a asomar los nuevos brotes, deberás eliminar las ramas muy cruzadas, débiles, enfermas y muertas; así conseguirás más aireación y prevendrás enfermedades.

Después, y según el número de ramas totales que tenga, tendrías que podar varias de las ramas más viejas (las que tengan 5-6 años y ya no den buenos frutos); córtalas a una altura de unos 30 centímetros para que desde ahí surjan ramas nuevas, que el primer año no fructificarán pero sí los siguientes. Conseguirás así rejuvenecer el ejemplar y obtener una buena cosecha.

En la poda siempre es necesario hacer un seguimiento del trabajo realizado: se trata de conocer el comportamiento particular de las plantas y adaptarlo a tus propias necesidades y gustos. Si quieres, por ejemplo, menos frutos pero de mayor tamaño deberás practicar una poda más severa o eliminar flores en primavera.


TRES ESPECIES DE ARÁNDANOS AZULES
• Arándano azul (Vaccinium corymbosum)
Es una de las especies más conocidas de arándano azul (foto de arriba) y cuenta con numerosos cultivares de maduración temprana, media y tardía. Es una planta muy apreciada en jardinería por sus cualidades estéticas, gracias a sus frutos, floración blanca o rosada en corimbos, estructura, y colorido del follaje en otoño. Es nativa de Estados Unidos.

• Arándano azul ‘Ojo de conejo’ (Vaccinium ashei)
Oriundo del sureste norteamericano, este arándano es hoy ampliamente cultivado con fines comerciales en todo el mundo. Soporta el calor húmedo, vive bien en regiones de inviernos suaves (zonas 8-10) y puede tolerar cierto grado de sequía una vez establecido. Soporta mal los trasplantes. No es autofértil, de modo que hay que plantarlo junto a otras variedades o ejemplares para asegurar la polinización.

• Arándano o mirtillo (Vaccinium myrtillus)
Ver en la columna de la derecha. 

martes, 9 de septiembre de 2014

La temperatura de los terrarios



Los reptiles y los anfibios son animales llamados ectotermos, es decir, no mantienen constante su temperatura corporal por si mismo, sino que dependen de la temperatura exterior.

La "temperatura de funcionamiento" correcta es importante para un metabolismo, una digestión y un nivel de actividad correctos.

La temperatura se orienta al lugar de procedencia de los animales, para aumentarla resultan adecuadas principalmente las mantas térmicas, que, según las necesidades, pueden fijarse debajo del fondo del terrario o en las paredes laterales.

Con cables calefactores y sus posibilidades de tendido puede crearse por ejemplo, un gradiente térmico adecuado en el sustrato. Además estos cables son idóneos para calentar objetos de la decoración como cuevas, ramas o piedras planas. 

Hay que tener en cuenta que como máximo el 30% de la superficie debe estar calentada con una calefacción para poder ofrecer a los animales lugares en los que protegerse de un eventual sobrecalentamiento.

Para imitar la emisión de calor natural del sol desde arriba se pueden usar lámparas de cerámica calefactoras sin luz. 

A ser posible la temperatura debería supervisarse constantemente. Para ello lo ideal es contar con un termómetro aislado en el terrario.

En especial las lámparas calefactoras se deben colocar en el interior o encima del terrario de forma que los animales no puedan quemarse al tocarlas. Conviene colocarles una malla de protección. Estas lámparas también pueden controlarse con temporizadores.